«¿Y los coches eléctricos, por qué no te gustan?¿Tú no te has comprado una moto eléctrica?»

Le he compartido la iniciativa “Relocalización rural” a amigos y familiares y su feedback a sido bastante divertido, porque todos tienen un marco mental bastante ajeno a la situación de escasez y desglobalización que estamos viviendo; y una perspectiva económica crecentista que les impide comprender del todo la motivación de este movimiento.

Por eso, estas primeras entradas tratan de responder a algunas preguntas divertidas que me han hecho los primeros lectores del blog. Si quieres comprender mejor esta entrada tienes que leer la primera entrada (click aquí).

En este caso la pregunta fue: «¿Y los coches eléctricos por qué no te gustan? ¿Tú no te has comprado una moto eléctrica?»

Emisiones de CO2 vs agotamiento de materias críticas

El caso de los coches eléctricos es peor que los aerogeneradores y las placas fotovoltaicas. A pesar de no emitir CO2 durante su vida útil, porque no queman combustibles fósiles, requieren muchos recursos escasos para su fabricación y su reciclaje es incierto. Pero si se trata de coches compartidos empieza a tener algo… algo de sentido, como elemento de transición a un estilo de vida con menos movilidad individual.

No me malinterpretes… aunque opine negativamente sobre el coche eléctrico no se trata de una postura impositiva ni moralista; efectivamente yo tengo una moto eléctrica que compré tras vender mi coche de combustión interna para evitar la amenaza de la escasez de combustibles fósiles, la pérdida de valor de mi coche cuando eso ocurra y mantener (aunque reducida) la autonomía en mi movilidad personal; y no se me escapa que eso es un poco incoherente con lo que digo aquí, aunque la moto consuma una fracción muy reducida de los recursos que requiere un coche eléctrico… pero sí, soy consciente de que hay una incoherencia entre mi acción y lo que considero “ideal”.

Lo que quiero transmitirte es que al compartir mi visión sobre estos temas no lo hago con una motivación impositiva o moralista: “esto se tiene que hacer así porque es lo ideal”. Trato de compartir una opinión y que cada uno, en consciencia, tome la mejor decisión que pueda, al ritmo que pueda.

Porque ser 100% coherente con lo que sería ideal (renunciar al transporte individual), en función de la situación personal de cada uno (dónde trabajas y vives, si tienes familia que transportar, la capacidad de adaptar tu vida a la falta de transporte individual…) implica una renuncia muy fuerte que las personas no estamos dispuestas a asumir, aunque seamos conscientes del impacto de esa acción. Del mismo modo que no todo lo que compramos para comer es ecológico, porque se nos iría mucho dinero en comida…

Información clara y progresividad

Pienso que el proceso de transición a una movilidad limitada y más compartida debe ser progresivo, informado y todo lo voluntario (no impuesto) posible. Eso sí, todo lo que tú decrezcas de forma voluntaria y planificada lo antes posible no te lo tendrá que imponer nadie por la fuerza; será menos traumático.

Precisamente por eso yo decidí vender mi coche y comprarme la moto eléctrica, que supone decrecer bastante en autonomía, velocidad, comodidad, capacidad de carga… aunque sé (y me pesa esa incoherencia) que la batería de la moto consume recursos escasos. Pero lo hice teniendo claro que a donde vamos a acabar yendo todos en el medio-largo plazo es a una menor movilidad y un mayor uso del transporte compartido.

La escasez de materias críticas en detalle

Y Alicia Valero explica muy bien el problema de la escasez de materias primas críticas:

http://www.conama11.vsf.es/conama10/download/files/conama2020/CT%202020/5268.pdf

Hay que repensar la transición energética que nos han vendido.


Áxel Pena López

Cofundador&ventas de voluta.coop y director-gerente de la alcublana. Proyectos de dinamización territorial e innovación social. Exconsultor energético y tecnológico. Residente en un pueblo de 700 habitantes en el interior de valencia. Top 10 jóvenes emprendedores INJUVE 2022. Top 5 cooperativas emergentes protectoras del medio ambiente.


¿Te gustaría escribir en este blog?

Haz click aquí.

Puedes publicar sobre cualquiera de las 6 áreas de trabajo (3 científico-técnicas y 3 socio-laborales):

  • Seguridad alimentaria, agroecología, gestión forestal y adaptación al cambio climático.
  • Economía circular, relocalización industrial e ingeniería pasiva en fósiles y materias escasas.
  • Tecnologías apropiadas aplicadas al saber hacer ancestral y economía compartida.
  • Trabajo remoto, autoempleo fácilmente replicable en diferentes territorios y relevo generacional.
  • Vivienda accesible y acogida del nuevo poblador.
  • Educación, identidad, cultura, convivencia y nueva ruralidad.

Creando los siguientes tipos de contenido: #saberes, #anuncios, #reflexiones, #noticias, #casos de éxito, #personas, #proyectos, #formación…