«¿Pero entonces quieres que volvamos a la edad media?»

Le he compartido la iniciativa “Relocalización rural” a amigos y familiares y su feedback a sido bastante divertido, porque todos tienen un marco mental bastante ajeno a la situación de escasez y desglobalización que estamos viviendo; y una perspectiva económica crecentista que les impide comprender del todo la motivación de este movimiento.

Por eso, estas primeras entradas tratan de responder a algunas preguntas divertidas que me han hecho los primeros lectores del blog. Si quieres comprender mejor esta entrada tienes que leer la primera entrada (click aquí).

En este caso la pregunta fue: «¿Pero entonces quieres que volvamos a la edad media?»

Tecnología

Ni quiero ni podríamos volver a la Edad Media. Cuando muestras una imagen de una rueda hidráulica o un molino eólico motrices en seguida la gente se imagina que eres una especie de ludita o amish a quien le gustaría poder borrar de la faz de la tierra la tecnología, las ciudades y los avances técnicos que hemos alcanzado.

No es el caso. Y me hace mucha gracia porque en mi empresa actualmente hacemos cursos y talleres sobre tecnología IoT (Internet of Things), una de las 5 tecnologías fundamentales en la economía del dato… 🤣.

Decrecimiento material de la economía

En cuanto al decrecimiento transitorio para alcanzar una economía de estado estacionario (click aquí)… La economía va a funcionar con menos energía, y menos materiales, sí o sí, por puro agotamiento, es un dato, no una opinión. No es una opción política. No es que yo lo quiera. Es que va a ocurrir queramos o no. La opción política es cómo lo afrontamos. De hecho, a mi me encantaría que pudiéramos continuar creciendo (todos, no unos sí y otros no) y que no estuviéramos en esta situación, pero no es el caso.

Vamos a decrecer en el plano material de la economía, pero no significa que todos los sectores vayan a hacerlo ni que eso suponga un decrecimiento en el resto de ámbitos de la vida. Los sectores que no encajen en el nuevo paradigma de la relocalización durante la desglobalización caerán y los sectores que si lo hagan subirán, pero el balance general (el PIB) será una bajada, porque la economía no se puede desvincular del consumo de recursos materiales y energéticos a nivel global.

“El crecimiento infinito no es natural, de igual manera que un árbol o una persona tampoco crecen ilimitadamente”

Kate Raworth

El crecimiento infinito es la lógica de un tumor maligno, por tanto…

“Nuestra economía es el tumor del planeta”

Kate Raworth

Sistema político

El sistema político durante la Edad Media era el feudalismo, donde los estamentos sociales, la guerra y el esclavismo eran la tónica habitual. Pocos sistemas políticos son más despreciables.

En la actualidad, algunos vinculan la mención del decrecimiento o la crítica al capitalismo con la ideología comunista… Esto es absurdo, porque el comunismo también era fuertemente crecentista (recordemos la competición USA vs URSS durante la guerra fría).

Respeto a quien tiene ideas comunistas, pero no es mi caso. La aceptación del decrecimiento y la voluntad de un cambio socioeconómico para adaptarnos a él no es incompatible con respetar la propiedad privada (y colectiva, no estatal), el libre mercado (pero con límites y regulación) y los principios democráticos (transitar con separación de poderes, con representación política de la población y sin autoritarismos).

Pero no se me malinterprete cuando digo libre mercado, porque…

“La libertad requiere de límites”

Giorgos Kallis

Y uno de los límites y regulaciones del mercado debe ser que los costes ambientales y sociales no se puedan externalizar, es decir, que el daño al medio ambiente y a los seres vivos (presentes y futuros) causados por una actividad económica no salga gratis y sea penalizado.

En mi opinión esos límites los debe establecer el estado a través de las leyes que emanan del congreso de los diputados y las diferentes asambleas, juntas, cortes y parlamentos regionales; siendo el papel de los gobiernos que esas leyes se cumplan y siendo el papel de la población el estar informados, tener un criterio propio, manifestarlo y construir toda la autonomía individual y colectiva posible; para que los diputados, que tienen que hacer las leyes, los representen, pero sin paternalismos que son peligrosos.

Por eso es tan, tan, tan importante la transparencia a la población para que entiendan el problema y las mejores soluciones para la mayoría. Porque, de lo contrario, el sistema político degenerará en una dictadura ecofascista de soluciones simples que cercene libertades.

Tampoco se me malinterprete cuando digo propiedad privada, porque para mi lo ideal y a lo que tenemos que tender es a la colectivización no estatal:

Si de verdad vamos a apostar por la economía circular, uno de sus pilares es compartir los recursos en comunidad, porque no podemos fabricar tantas cosas.

Hay que elegir

Simplemente percibo una amenza y lo que me gustaría es que enfrentáramos esta situación de decrecimiento, de escasez estructural de energías y materias primas críticas de las cuales dependemos. Para ello, hace falta un cambio socioeconómico donde el medio rural juega un papel importante y donde debemos recuperar todas las aplicaciones de energías renovables posibles (click aquí).

Esto no quiere decir que volvamos a la oscuridad de la Edad Media… ni tan siquiera quiere decir que aquello a lo que vayamos sea algo peor que lo actual. Podría y debe ser algo mejor que lo actual. Depende de nosotros. De lo informados que estemos, de cómo piloten esta situación los poderes públicos y de cómo de bien mezclemos el saber hacer ancestral con el nuevo (click aquí).

A lo mejor decrecer en lo material es lo que necesitamos… porque teniendo cada vez más cosas cada día que pasa estamos peor. La sociedad de consumo no nos hace felices.

“Confundimos nivel de vida con nivel de consumo”

Eduardo Galeano

En resumen, tenemos dos opciones:

1.- Rezar para que los científicos se equivoquen y esta situación de declive solo sea algo coyuntural que pasará y no algo estructural.

2.- Actuar, prevenir y adaptarnos (click aquí) para un decrecimiento material estructural de la economía (en el que ya estamos inmersos) hacia una economía de estado estacionario (click aquí).

Yo elijo la 2.-. Porque lo que yo quiero es que el proceso para adaptarse a esa realidad se planifique y se pilote; que no que sea un sálvese quien pueda. Y eso no tiene nada que ver con volver a la Edad Media, si no con madurar como civilización.


Áxel Pena López

Cofundador&ventas de voluta.coop y director-gerente de la alcublana. Proyectos de dinamización territorial e innovación social. Exconsultor energético y tecnológico. Residente en un pueblo de 700 habitantes en el interior de valencia. Top 10 jóvenes emprendedores INJUVE 2022. Top 5 cooperativas emergentes protectoras del medio ambiente.


¿Te gustaría escribir en este blog?

Haz click aquí.

Puedes publicar sobre cualquiera de las 6 áreas de trabajo (3 científico-técnicas y 3 socio-laborales):

  • Seguridad alimentaria, agroecología, gestión forestal y adaptación al cambio climático.
  • Economía circular, relocalización industrial e ingeniería pasiva en fósiles y materias escasas.
  • Tecnologías apropiadas aplicadas al saber hacer ancestral y economía compartida.
  • Trabajo remoto, autoempleo fácilmente replicable en diferentes territorios y relevo generacional.
  • Vivienda accesible y acogida del nuevo poblador.
  • Educación, identidad, cultura, convivencia y nueva ruralidad.

Creando los siguientes tipos de contenido: #saberes, #anuncios, #reflexiones, #noticias, #casos de éxito, #personas, #proyectos, #formación…