Hacia una economía estacionaria, relocalizada y repensando la transición energética (I)

Esta es la primera entrada del blog del movimiento «relocalizaciónrural.org» y la dedicaré a contextualizar la situación actual y empezar a compartir mi visión de una economía estacionariaque no persigue el crecimiento del PIB, Producto Interior Bruto, si no el bienestar de las personas—, progresivamente relocalizada en el medio rural y en la que hemos repensado la transición energética que se nos ha impuesto.

Le he compartido la iniciativa a amigos y familiares y su feedback a sido bastante divertido, porque todos tienen un marco mental bastante ajeno a la situación de escasez y la desglobalización que estamos viviendo; además de una perspectiva económica crecentista que les impide comprender del todo la motivación de este movimiento.

Estas son algunas de las frases más divertidas que he recogido al hablarles de economía estacionaria relocalizada en el medio rural repensando la transición energética (son enlaces a otras entradas del blog):

En las siguientes entradas del blog encontrarás mis respuestas a estas preguntas relacionadas con una economía estacionaria relocalizada en el medio rural repensando la transición energética.

Pero antes de compartirlas, creo que es necesario ponerle un contexto a esta iniciativa, por tanto, empezaré introduciendo algunas noticias:

Crisis sistémica

«La UE exigirá reducir al menos un 40% el consumo de electricidad de los hogares:

¿Qué supondrá ese objetivo para los hogares? “Los nuevos objetivos, respaldados por el Parlamento en septiembre de 2022, suponen una reducción de al menos el 40 % en el consumo final de energía y el 42,5% en el consumo de energía primaria”. Y, como destaca expresamente Bruselas, “el consumo final de energía hace referencia a la energía utilizada por los consumidores finales (como el consumo de electricidad de los hogares)”. El consumo de energía primaria representa la demanda total de energía dentro de un país (incluyendo, por ejemplo, el combustible quemado para producir electricidad).»

«La Unión Europea financia por primera vez investigaciones científicas sobre la viabilidad del decrecimiento:

Lo cierto es que la preocupación por no poder sostener economías expansivas en las próximas décadas alcanza también a la Unión Europea. El Consejo Europeo de Investigación, más conocido como ERC o European Research Council, institución que financia la investigación e innovación en la UE, dotará con 10 millones de euros (beca Synergy) a un grupo de científicos para que estudien cómo desterrar la economía del crecimiento y garantizar el bienestar social y la sostenibilidad planetaria.»

«Francia activa lo que Europa tanto temía este invierno: cortes de luz masivos para ahorrar energía:

Hasta 6 millones de afectados al mismo tiempo. Francia tiene una población de casi 70 millones de habitantes. Según los planes, estos apagones afectarán a un máximo de seis millones de personas al mismo tiempo.»

Relocalización

“El fantasma del desabastecimiento recorre el mundo”:

El precio de los contenedores se ha llegado a quintuplicar. Si antes de la pandemia, el alquiler de un contenedor para transportar una mercancía costaba 3.500 euros, ahora llega a los 15.000 y eso en caso de conseguirlos. No es que no haya barcos dispuestos a realizar el transporte, es que no hay contenedores o están escondidos. Además, el precio de muchas materias primas ha aumentado hasta cifras no vistas en los últimos diez años.»

“El teletrabajo sume a las ciudades de EEUU en un futuro incierto”:

El temor generalizado es que las grandes urbes entren en lo que en EEUU llaman un “doom loop”, en castellano un “bucle fatal”, de pérdida de ingresos y recortes de gastos que desemboque en el cierre de negocios, un aumento de la criminalidad y el declive de las áreas más dinámicas para la economía.

“La crisis de suministros acelera la relocalización de algunas empresas en España”:

En el ejercicio 2019/2020 facturaron 5 millones de euros y han rondado los 10 millones en el de 2020/2021. Este año no solo han duplicado la cifra de negocio, también las instalaciones y la plantilla, que supera ya las 40 personas. “El control de tu proceso productivo, el control de tu cadena de suministro, está siendo un factor clave de éxito” asegura David, “no creo que sea una moda; creo que es una tendencia que se está potenciando y que va a ir a más”.»

«¿Es la desglobalización la nueva normalidad?”:

Si bien es pronto para hablar de relocalización industrial, existen múltiples evidencias de que tanto los fabricantes como los minoristas están tratando de evolucionar hacia nuevas formas de actuar. No ocurre lo mismo, en cambio, con los productos no físicos. ¿Hacia dónde se dirige la economía del futuro?

¿Soluciones?

Dado este contexto, me pregunté si aquello en lo que yo estoy trabajando, el medio rural, puede aportar soluciones a esta situación; y lo vi claro… porque es en el medio rural donde se encuentran las fuentes de recursos naturales (fuerza del agua, viento, sol, fuentes de agua, suelo cultivable, bosques…) que decidimos abandonar cuando iniciamos la revolución industrial, cuando comenzó nuestra dependencia de los combustibles fósiles y otros no renovables (petroleo, gas, uranio…) y nos arrojamos a los brazos de la expansión económica configurada en ciudades.

La abundancia de energías fósiles baratas permitía el intercambio de productos a largas distancias (globalización material) y, por tanto, la especialización productiva de los territorios. Su escasez y la desglobalización que ello provoca diversificarán la economía local y generará nuevos empleos relocalizados.

Por eso este movimiento se llama «relocalización rural .org» y persigue la acogida de personas y de actividades económicas en el medio rural para afrontar mejor la crisis sistémica que estamos viviendo; porque creo que una parte importante del problema se puede solventar recordando el pasado (sin dejar de mirar al futuro) y volviendo a nuestras raíces, al medio rural.

Y porque estoy cansado de que se vea el medio rural como un ente desvalido cuando, bien al contrario, es lo que nos alimenta y de donde extraemos muchos de los recursos autóctonos (no importados) que nos permiten vivir bien.

«El medio rural no tiene que ser salvado, es salvación»

relocalizacionrural.org

Tenemos un gran precedente

No sería la primera vez que acudimos al medio rural para transitar hacia otro modelo. Por ejemplo, durante la caída del imperio romano en occidente y el menoscabo de la cadena de suministro del “mercado único romano” (una especie de Unión Europea de la época), también hubo una ruralización, es decir, se pasó de vivir en sociedades complejas de grandes concentraciones de personas (civitates) a núcleos más pequeños y dispersos (feudos), ya que en el medio rural la vida era más fácil y agradable que en la ciudad; y así floreció el concepto de municipio, la burguesía que se dedicaba al comercio viajero y los servicios en las ciudades de paso.

Nihil novum sub sole

(Nada nuevo bajo el sol)

En la segunda parte de esta primera entrada, “Hacia una economía estacionaria, relocalizada y repensando la transición energética (II)“, explico el viaje que me ha inspirado para hacer esta entrada y cómo podemos “retroinnovar” en este campo.


Áxel Pena López

Cofundador&ventas de voluta.coop y director-gerente de la alcublana. Proyectos de dinamización territorial e innovación social. Exconsultor energético y tecnológico. Residente en un pueblo de 700 habitantes en el interior de valencia. Top 10 jóvenes emprendedores INJUVE 2022. Top 5 cooperativas emergentes protectoras del medio ambiente.


¿Te gustaría escribir en este blog?

Haz click aquí.

Puedes publicar sobre cualquiera de las 6 áreas de trabajo (3 científico-técnicas y 3 socio-laborales):

  • Seguridad alimentaria, agroecología, gestión forestal y adaptación al cambio climático.
  • Economía circular, relocalización industrial e ingeniería pasiva en fósiles y materias escasas.
  • Tecnologías apropiadas aplicadas al saber hacer ancestral y economía compartida.
  • Trabajo remoto, autoempleo fácilmente replicable en diferentes territorios y relevo generacional.
  • Vivienda accesible y acogida del nuevo poblador.
  • Educación, identidad, cultura, convivencia y nueva ruralidad.

Creando los siguientes tipos de contenido: #saberes, #anuncios, #reflexiones, #noticias, #casos de éxito, #personas, #proyectos, #formación…